TLACOTALPAN, VERACRUZ

IMAGENES

© Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea © Hans Contreras / Xalapaenlinea

INFORMACION

Tlacotalpan (Entre aguas)

Declarada patrimonio de la humanidad en 1998 y también conocida como la Perla del Papaloapan, Tlacotalpan se encuentra a aproximadamente 105 km al sureste del Puerto de Veracruz (Siguiendo por las carreteras núm. 180 y 175, 31 km después de la población de Alvarado)
Tlacotalpan, se distingue por la arquitectura de sus portales de tipo clásico y sus calles anchas que se intercalan con sus coloridas columnas y arcos con tejados colorados que adornan el el paisaje tropical y nostálgico.
Fecha ideal para visitar: 2 de febrero día de la Candelaria, patrona del pueblo Recomendaciones: Tlacotalpan está llena de espaciosas casas y varios jardines, La Plaza Zaragoza es el punto principal de reunión con sus hermosas banquetas de mármol pulido. A un costado se encuentra la Iglesia de San Cristóbal con un reloj inglés de 1886; así también la Capilla de Nuestra Señora de la Candelaria, con su bóveda y cúpula confeccionada de fina piedra de coral; no de menos importancia es la Plazuela Agustín Lara y el edificio del Palacio Municipal.
Para los amantes del arte se recomienda visitar La Plaza Hidalgo, Museo Salvador Ferrando y Plaza Doña Martha.
Al costado oriente de La Plaza Hidalgo con su bello jardín se localiza el Museo Salvador Ferrando, donde se exhiben las pinturas al óleo y lienzos del "Retratista de los presidentes" a´sí como las obras de otros artistas regionales, entre antiguas piezas de la vida cotidiana de la ciudad como la silla confeccionada amano por Don Porfirio Díaz, oriundo de Tlacotalpan. (desde aquí Porfirio Díaz Mori organizó el levantamiento contra el Gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada, por lo que se llamó Tlacotalpan de Porfirio Díaz en 1896) Ambos espacios se conectan con la Plaza de Doña Martha, entorno a la cual se fundó la ciudad a mediados del siglo XVI.
Cada año -del 31 de enero al 2 de febrero-, en esta plaza (Doña Martha) se realiza el Encuentro Internacional de decimeros y jaraneros (con motivo del Día de la Candelaria).
Otro de sus atractivos turisticos es el recorrido en lancha por la Ribera del Río Papaloapan y el mini zoológico que exhibe reptiles y especies de la región.
Entre otros atractivos turisticos se encuentran La Casa Artesanal Rafaela Murillo, El Mercado Municipal, el Teatro Nezahualcóyotl, o la Casa de la Cultura y las Artes “Agustín Lara”, así como un curioso mini zoológico, alojado en una casa particular donde se hospedan varios animales domésticos y silvestres de la región como cocodrilos y pelícanos, además de una colección de antiguedades que incluye una carroza austriaca del siglo XIX.

La riqueza de la gastronomía local; Su cocina ribereña. los caldo de mariscos y de pescado, el arroz a la tumbada y el mondongo para cerrar con naranjas rellenas de coco y pan recién horneado con café mientras se puede admirar el espectacular atardecer en el malecón del Rio Papaloapan.
Tlacotalpan se localiza a aproximadamente 105 km al sureste del Puerto de Veracruz, siguiendo por las carreteras núm. 180 y 175, 31 km después de la población de Alvarado.

HISTORIA

Tlacotalpan perteneció al territorio Totonaca en el siglo XII, por lo que su fundación se remonta a esa época. Era cabecera de Atlizintla (hoy Alvarado), Xiuhbiapan, Ahuatcopan, Pozutlan y Tlazintlata, en el siglo XV, luego de tomar Cempoala y Cotaxtla, AxayÁcatl sometió al antiguo asentamiento indígena al Imperio azteca en 1475, en el contexto de la Conquista de Tochpan (Tuxpan) de 1480, y bautizó al asentamiento con el nombre de Tlacotalpan, que significa: entre aguas.
En 1518, Pedro de Alvarado navegó en el río Papaloapan, siendo el primer contacto español en la zona, poco después de la conquista de la México-Tenochtitlan y la guarcinión azteca de Tuxtepec, el pueblo y sus pueblos sujetos fueron encomendados a Alonso Romero, cuya familia conservo la encomienda, hasta que pasó a la jurisdicción real. En 1541, se estableció el corregimiento, que después se convirtió en Alcaldía Mayor.
En el siglo XVI surgen dos grandes haciendas que estaran muy ligadas al desarrollo del Tlacotalpan novohispano: San Juan Zapotal y La Estanzuela. En 1577, Gaspar Rivadeneyra, después de recibir en merced dos sitios de ganado mayor en la cuenca del Papaloapan, fundó la estancia de Santa María de Cuezpalapan, más conocida como Estanzuela.
A principios del siglo XVII el Gobierno Virreinal intentó que Tlacotalpan fuera abandonado y sus habitantes se congregaran en Cosamaloapan, pero los indios lo impidieron.
El siglo XVII se distingue por el fortalecimeinto de las haciendas y el crecimiento de la población española, la construcción de barcos y la persistente guerra de España contra Inglaterra, que hace que desembarquen los filibusteros (piratas en los mares de América en los siglos XVII y XVIII), en Alvarado y ataquen e incendien Tlacotalpan.
En 1714 se desbordó el río Papaloapan y años después, en 1788, ocurre otro incendio, por lo que se ordena que en lo sucesivo se construyan las casas de mampostería, por lo que de esta época datan las amplias casonas de pilares y arcos de medio punto, techadas de teja.
A mediados del siglo XIX, se construyó el palacio municipal. El pueblo se denominó San CristÓbal Tlacotalpan. En 1847 obtiene el título de villa. En 1862 fue ocupada por los franceses en la Intervención Francesa.
Por Decreto de 9 de mayo de 1865, el General Alejandro García Marcín gobernador del estado, eleva la villa de Tlacotalpan a la categoría de ciudad, por la defensa contra los franceses que el mismo comando. Durante este período Tlacotalpan fue provisionalmente capital del Estado. Años mÁs tarde desde aquí Porfirio Díaz Mori organizó el levantamiento contra el Gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada, por lo que se llamó Tlacotalpan de Porfirio Díaz en 1896; nombre que se cambió después de la Revolución.
Los límites del municipio fueron definidos a fines del siglo XVIII, a principios del siglo XIX, durante la guerra de independencia, Tlacotalpan fue el centro de operaciones de los españoles contra los insurgentes, el comandante español que estuvo a cargo fue Juan Bautista Topete y Viaña. El radio de acción abarcaba los pueblos del sotavento veracruzano (Alvarado, Cotaxtla, Amatlán, Cosamaloapan, Chacaltianguis, Tesechoacán, Playa Vicente, hacienda de La Estanzuela) hasta algunos puntos del estado de Oaxaca: Tuxtepec, Ixcatlán, Valle Nacional, Villa Alta, Teutila.
Después de la Independencia, el presidente Guadalupe Victoria fundó aquí una de las primeras escuelas de la Armada de México, que duró dos años las prácticas que hacían a bordo de la embarcación Papaloapan. Miguel Z. Cházaro, pedagogo, fundó en 1870 el colegio Preparatorio, tercero que funcionó en la entidad, en 1889 el ayuntamiento fraccionó las dos haciendas más importantes de la zona: El Zapotal que era de Dolores Tosta, la esposa de Antonio López de Santa Anna y la de los hermanos Cházaro.
En 1914 muere en el puerto de Veracruz el joven tlacotalpeño Jorge Alacio Pérez, en heroica defensa contra de los norteamericanos.
El transporte fluvial que era unos de las actividades económicas más importante, decayó a principios del siglo XX con el establecimiento del Ferrocarril del Istmo.
Es Tlacotalpan cuna de ilustres veracruzanos y mexicanos, en las artes y la academia destacan Gonzalo Aguirre Beltrán y Cayetano Rodríguez Beltrán así como el pintor Salvador Ferrando, además de grandes decimistas como Guillermo Chazaro Lagos.
En la actualidad Tlacotalpan sigue siendo semillero de las artes, es común los fines de semana ver a jaraneros, decimistas y bailadores en la plaza principal, llevando a cabo el tradicional fandango. Existen diversos grupos de música jarocha entre los que destacan El siquisiri, Estanzuela, Son de madera y muchos otros más, rescatando así la música tradicional tlacotalpeña.